Cerámica y Porcelanato en acabado metálico

Mediante la técnica de electro deposición podemos decorar con acabados metálicos prácticamente cualquier superficie cerámica.

El proceso consiste en la selección de un decorado o pieza cerámica o en porcelanato, ya sea lisa o con relieve y mediante un baño en unas soluciones alcalinas se consigue que el producto metálico quede adherido de por vida a la superficie de la pieza por polarización inversa, algo muy similar a lo que ocurre con la pintura de los vehículos.

Disponible en acabado Oro, Plata y Cobre, el producto es resistente a los productos de limpieza más habituales, siempre y cuando no se dejen reposar sobre la pieza más de 48h así como al agua. Cabe destacar que no debe de utilizarse productos de limpieza paños, bayetas o similares con hilos duros, ya que eso si puede rayar la pieza, ni tampoco estropajos tradicionales.

A la mayoría de piezas existentes en el mercado se les puede aplicar esta técnica, incluso a piezas de gran tamaño 60×120 con acabado mate o pulido.

 

Deja un comentario